Judith Pellicer i Casals, hija de artistas en las artes de la pintura y el teatro, nació en la Villa de Gràcia -Barcelona-, donde aún hoy está arraigada. Ha vivido siempre dentro de un ambiente de los denominados bohemios, envuelta por el gusto y el placer de la belleza y amando la creación que nace del impulso interior.

Después de un periodo de desarrollo artístico estrechamente ligado a la técnica del fuego, se decantó hacia la cerámica como medio de expresión creativa de su personalidad, a través de los elementos que la integran, canalizando sus ideas sobre las formas y los colores, así como todas sus posibles aplicaciones.

Las vías de búsqueda, a veces a través de la forma en la profundidad de un barroco que conecta con la interiorización expresiva, otras con trazos aparentemente ligeros, casi transparentes, que como si se tratase de un impulso del viento, se resuelven bajo el concepto de llenar un mundo de color y de forma.

Con el paso de los años, su obra más creativa ha ido despojándose de anécdotas y elementos decorativos convencionales, para acercarse a la esencia de la forma y la materia, con la que nos hace interrogar como en la antigua reflexión de Lao-Tse, sobre si el vacío que contiene la pieza es aquello que le da forma, o si es ésta la que encierra el vacío.

Ante las diferentes vasijas de gran formato que Judith Pellicer nos muestra, podemos buscar preguntas y respuestas, además de disfrutar de las formas, del vacío, de las texturas y de la materia.

Con barro refractario, engalbes, óxidos y todo ello sometido a alta temperatura, materiales   y técnicas antiguas hechas en un tiempo moderno, aparecen formas, texturas y colores arraigados en la tradición y con una mirada nueva desde una perspectiva actual. Desde piezas de utilidad durante siglos hasta ornamentaciones por el deseo de hacerlo placentero o como medio para la formación de la gente. Siempre, no obstante, atando un pasado con nuestro presente.


Retornar
telf: 687 89 22 96 judithpellicer@gmail.com